La tendencia en la gestión de equipos pasa por dibujar un nuevo perfil profesional. Cuando se está al frente de un grupo de trabajo, es necesario un cambio de actitud para optimizar los recursos. Los líderes deben contar con unos determinados perfiles profesionales para fomentar el cambio empresarial. Si no, se corre el riesgo al querer cambiar el comportamiento del equipo de encontrarse con rupturas de las relaciones, menos rendimiento en el trabajo o que las personas se sientan menos valoradas.

En ocasiones impulsar el cambio fomentando la innovación y la competitividad significa romper con las reglas establecidas.

Paradójicamente, es más fácil señalar algunos profesionales que no fueron valorados por sus empresas, ya que suponían un problema para las “reglas establecidas”, cuando querían impulsar el cambio fomentando la innovación y la competitividad. Así, Walt Disney fue despedido por la empresa Kansas City porque consideraba que carecía de imaginación y no tenía buenas ideas. Obviamente, el problema era que Disney no encajaba con lo que ellos entendían por ideas que gustasen al público. No apostaron por el cambio y perdieron la oportunidad de trabajar con uno de los genios del siglo XX.

El cambio profesional

La reina de la televisión americana, Oprah Winfrey, basa su éxito sobre todo  en la implicación emocional en las historias que cuenta. Sin embargo, esto le supuso el despido en una de las cadenas de televisión de Baltimore que no percibió el potencial de este tipo de programas.
O Henry Ford, que visionó que el cambio iba a ser la gran fuerza de ventas de Ford y, sin embargo, antes de crear la multinacional de coches, tuvo intentos fallidos en aventuras empresariales por no atreverse a apostar por la novedad.

 

Los 7 NO pecados capitales

En una guía que recoge Harvard Business Review sobre la gestión del cambio se resumen las actitudes que hay que adoptar o, cómo nos gusta decir a nosotros, cuáles son los NO pecados capitales.

  1. El líder que inspira. El concepto de pull (tirar) surge como contrapunto al push (empujar): cuando se dice que un líder motiva a sus empleados a través del push, debe entenderse que está “empujándoles”, diciéndoles que tienen que cambiar, recordándoselo frecuentemente e, incluso, amenazándoles con sanciones, si no se produce el cambio esperado. El método pull es aquel que motiva a los trabajadores al cambio. Su misión es la de trabajar con el individuo para que alcance metas aspiracionales, es decir, que el líder es inspirador y ayuda a su equipo a saber cuáles son las metas y los cambios que deben realizarse.
  1. Anticipación. En las empresas suele premiarse a aquellos profesionales que logran superar los problemas y mejoran los resultados en tiempos de crisis. Un buen líder debe saber reconocer los problemas futuros, para poder adelantarse a ellos; y fomentar el cambio, antes de que sea demasiado tarde.
  1. Proporcionar un objetivo claro a los empleados. Si todo el equipo está enterado de cuál es la meta final de un proyecto, más optimizados estarán los recursos para lograr llegar a ella.
  1. Sin miedo a romper las reglas. Si se precisa un cambio, es debido a que lo que hay no funciona (o no tan bien como debería). Un buen líder debe saber modificar las reglas del juego de la compañía para obtener los mejores resultados.

Es fundamental contar con profesionales con valentía para ofrecer a los clientes algo distinto de la competencia.

  1. Tener en cuenta todas las opiniones. Antes de tomar una decisión, es bueno consultar otros posibles puntos de vista a todos los miembros del equipo. Pedir consejo a otros se toma como prueba de liderazgo y no de debilidad.
  2. Coraje. Tanto para tomar decisiones arriesgadas como para implementar los cambios que se requieren.
  3. Priorizar. Si se tienen demasiados frentes abiertos, es difícil poder realizar el cambio. Es mejor ir priorizando para conseguir lo que se desea de los empleados.

El cambio hace avanzar. Que las empresas cuenten con profesionales con el coraje para hacerlo, la valentía para ofrecer a los clientes algo distinto de la competencia, e incluyan en su estrategia de negocio el motivar al equipo para impulsar el cambio son clave para ganar en competitividad.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.