El proceso de innovación tecnológica en el que está inmersa la sociedad actual afecta también al sector comercial. La clave para conseguir el éxito en este ámbito de negocio consiste principalmente en que el cliente tenga una excelente experiencia. Para conseguirlo actualmente se están empezando a incorporan técnicas tan espectaculares como los hologramas.

El uso de los hologramas se ha extendido a los comercios y espacios de atención a los clientes, con el objetivo de ofrecer una  experiencia única a los consumidores 

¿Pero en qué consiste un holograma?  Se trata de la reproducción en una animación de un objeto o persona, que el ojo humano percibe como real. Actualmente sus aplicaciones en el campo del ocio, la educación y la publicidad son infinitas.

El uso de los hologramas también se ha extendido poco a poco a los comercios y espacios de atención a los clientes, con el objetivo de procurarles una experiencia única que les sorprenda y atraiga lo suficiente para conseguir retenerlos como clientes durante mucho tiempo.

Con el uso de los hologramas, las distintas marcas consiguen diferenciarse de la competencia de manera positiva. A continuación detallamos algunas empresas que se han iniciado en el uso de hologramas.

Hologramas en la carta

¿Hay algo más aburrido que esperar en la mesa de un restaurante la comida que se acaba de pedir? La verdad es que son unos minutos que se acaban haciendo eternos para muchos clientes. Los responsables de Le Petit Chef decidieron evitar esta incómoda situación ofreciendo una experiencia a sus clientes mucho más agradable y divertida.

Por esta razón, incorporaron los hologramas a sus mesas. La espera de la comida en este restaurante va mucho más allá de saborear un aperitivo mientras el comensal pasa el tiempo mirando su smartphone.

Un holograma espectacular ameniza estos minutos haciendo aparecer en la mesa a un pequeño cocinero que elabora el plato que ha pedido el comensal delante de él. Es decir, mientras en la cocina del establecimiento se prepara realmente el plato, el cliente puede distraerse con una presentación divertida del proceso de cocción.

¿Qué se consigue con esto? Principalmente que los clientes de Le Petit Chef estén tan distraídos con el holograma ofrecido, que la espera del plato pedido se les haga muy corta. Una experiencia muy agradable, que seguro no vivirán en todos los restaurantes.

Sustituyen los coches por hologramas

La creación de espectaculares hologramas también ha resultado muy positiva en el sector de la venta de automóviles. De hecho, una marca tan prestigiosa como Volvo ha decidido apostar por esta tecnología y sustituir los coches reales que hasta ahora se encuentran en sus concesionarios por hologramas.

Los responsables de Volvo firmaron un acuerdo con la firma Redmon para aplicar su tecnología Microsoft HoloLens en la creación de hologramas de los modelos que comercializa. De esta manera, evitan tener los vehículos en el concesionario, lo que representa varias ventajas tanto para la marca como para el cliente.

Volvo integra los hologramas en sus concesionarios que ofrecen una experiencia mucho más completa a los usuarios. 

Prescindir de los coches de muestra en estos lugares evita principalmente problemas de espacio y de desgaste del automóvil, pero Volvo ha ido más allá. Con su aplicación también ofrece a los clientes la posibilidad de conocer directamente la mecánica del coche y de tomar decisiones como por ejemplo, sobre la elección de colores o del equipamiento, en función de lo que experimentan ante la visión del holograma.

Realmente, la tecnología Hololens ofrece numerosas posibilidades de aplicación en el sector del automóvil, ya que también puede resultar muy eficaz para visualizar los procesos de fabricación, además de ofrecer una fantástica experiencia a sus clientes.  De ahí que Volvo haya decidido incorporar sus hologramas a muchos de los departamentos de su empresa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.