Hace unos días tuvo lugar el  foro iberoamericano de transformación digital de El País, que reunió a los principales pensadores, gurús, y directivos de diversos sectores para debatir sobre la transformación de los negocios y la innovación.

Jaime García Cantero, director creativo y de contenidos de El País Retina, comenzó su ponencia señalando que la transformación digital debe afrontar tres cambios: el de la estrategia, el organizacional y el de la tecnología. Éstos deben ser considerados como pilares básicos para que la transformación sea una realidad en cualquier empresa. Comenzar con este paradigma a tiempo es esencial, ya que García Cantero puntualizó “aquí puede morir cualquiera” para referirse a la importancia de iniciar este nuevo camino.

La disrupción digital ha llegado para cambiar todo lo que conocíamos hasta ahora en cualquier sector. Como indicaba Bernardo Hernández en su ponencia a directivos de Unísono, tanto empresas como profesionales deben adaptarse a esta tercera revolución. Las posibilidades para las startups con ideas sorprendentes van en aumento, ya que además éstas suelen ser nativas digitales. García Cantero afirmaba “en la disrupción digital no hay enemigo pequeño. Al contrario, son más rápidos y flexibles”. Como hablamos en nuestro último post de transformación digital, es de vital importancia que la transformación comience en los puestos directivos hasta llegar al último peldaño de la empresa.

 

Evolucionar al unísono del cliente

En este foro uno de los grandes temas ha sido la Smart Economy, una nueva forma de hacer negocios basada en la innovación y la personalización del servicio que se ofrece al consumidor, es decir, adaptarse a los gustos de éstos para realizar una estrategia customer centricity. Esto es posible gracias al Big Data. Adeyemi Ajao, fundador de Tuenti, señalaba que “más datos provocan mejores decisiones empresariales”. Sin embargo, para Andy Stalman, uno de los grandes expertos en Branding,  el Big Data no tiene valor si no se transforma en pequeños detalles, porque hay que cuidar al usuario.

Además, ahora el objetivo es llegar a los usuarios a través de los smartphones como consecuencia de la expansión de estos dispositivos. Hubo un boom con el nacimiento de miles de aplicaciones móviles por parte de todo tipo de empresas, pero en este momento existe tal saturación, que los consumidores no pueden gestionar una cantidad tan grande. Por ello,  se plantean nuevas herramientas para que las empresas respondan a las necesidades de los consumidores de la manera más cómoda y atractiva y les ofrezcan un contacto directo. La solución podría ser WhatsApp, según indicaron los expertos durante el foro. Sin embargo, lo importante es mantenerse a la vanguardia de las innovaciones y de las necesidades de los clientes, que actualmente cambian más rápido que nunca. En este sentido Christian Rodríguez, fundador y CEO de By Hours afirma “se ha demostrado que las compañías novedosas llegan antes a sus objetivos. Necesitamos gente abierta que no se conforme con lo que se ha hecho sino que crea en lo que todavía se puede hacer”.

“La tecnología singulariza las necesidades del cliente y facilita satisfacerlas. La tecnología es humanizable y debe ofrecer la experiencia más grata posible” –
Fernando Cabello-Astolfi, fundador y CEO de la startup Aplázame.

Adolfo Ramírez, director general adjunto del Banco Santander, explicó cómo se está viviendo la Transformación Digital en la banca, un sector clave en nuestra economía.  Ramírez indicaba que hay que entender la nueva competencia en la banca, los clientes y el mercado han cambiado y, por ello, hay que cambiar el modelo de negocio en cuanto a la relación con el cliente. “La mayor revolución es conocer al cliente. El big data nos permite conocer una inmensa cantidad de información sobre él.” La tecnología está cambiando el conocimiento del cliente, pues permite comprender el cambio que se produce en las personas. Gracias a las nuevas innovaciones podemos dar a los clientes lo que necesitan. Para el Banco Santander el equipo conectado es clave para atender a sus clientes, por ello, es importante que los empleados aporten ideas y las compartan.

 

Juntos: marcas y empleados

Otro de los temas candentes en este foro ha sido la importancia de los empleados, verdaderos artífices de la transformación digital. Es crucial un cambio de actitud hacia esta nueva dirección. Debido a la evolución tan rápida que están viviendo los mercados, se necesita personas con talento que se atrevan con nuevas prácticas y estén siempre a la cabeza en innovación. Sin embargo, Rosa García, CEO de Siemens, señalaba que para la creación de fábricas inteligentes o también denominadas fábricas 4.0. es necesario una educación también 4.0.

Tan importante es la evolución hacia la digitalización que un informe de 2015 realizado por Gartner afirmaba que uno de cada tres trabajos actuales no existirá en 2025. En esta línea, Pierpaolo Barbieri, director ejecutivo de Greenmantle, corroboró que los empleos que no requieran creatividad van a desaparecer.

Esta idea también fue reforzada por Matt Britting, presidente de Google EMEA,  que señalaba “déjate ver, porque el 90% del éxito en la vida es que se sepa lo que eres capaz de hacer. Mejora, porque hay muchas herramientas que te pueden llevar más allá. Y, por último, acelera”.

 

  “Cambiaremos el mundo gracias a la inteligencia artificial, pero esto no significa que las máquinas vayan a reemplazar a los trabajadores”, apostilla Geoff McGrath, jefe de innovación de McLaren.

 

En definitiva, en el proceso de trasformación es esencial estar muy atento a las nuevas tendencias que ofrece el sector para estar siempre en los mismos canales que los consumidores, porque en el centro está el cliente. Por otro lado, cada vez tomará más importancia que los empleados se involucren como agentes activos aportando nuevas iniciativas para llegar a los usuarios. ¿Y tú, estás ya preparado para la gran revolución?  ¿Y tus empleados?

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.