El storytelling digital en 3D en el que el espectador se convierte en director de su propia experiencia

La realidad virtual, una de las grandes tendencias tecnológicas de este año, está significando una gran revolución de la industria.  Muchas de las grandes marcas tecnológicas comercializan ya las gafas de realidad virtual (RV) poniéndolas al servicio del gran público. El avance está siendo tan importante que se prevé que sus ventas superen la de smartphones y pcs. Según un estudio de Canalys se venderá 6,3 millones de cascos de realidad virtual en 2016, y el 40% procede de China. En general, se estima que en 2018 la RV genere 30 billones de dólares, y que el mercado chino multiplique por 36 sus ventas.

En el sector comercial la realidad virtual permite sorprender y mejorar la atención al cliente para alcanzar la excelencia en la experiencia del cliente. 

La realidad virtual tiene múltiples usos en diferentes áreas, desde la educación, el ocio, la salud, y por supuesto el marketing.  En el sector comercial, la innovación no para de desarrollarse para sorprender y mejorar la atención al cliente con el objetivo de alcanzar la excelencia de esta experiencia inmersiva.

En este contexto, son ya muchas las marcas que se han fijado en esta nueva tendencia para conquistar a sus consumidores, ya que permite crear conexiones más profundas con su target a través de una experiencia de compra diferente y muy sorprendente, que se traduce en un aumento del engagement. Pero, sobre todo, ofrece una experiencia más personalizada, pues el software puede realizar un análisis de las necesidades del cliente, según su historial, y guiarle en el proceso de compra hacia los productos que necesita u ofrecer descuentos a los que puede acceder.

La realidad virtual permite infinidad de posibilidades para las marcas, transportar a los consumidores a lugares inimaginables o a la otra punta del mundo en tan solo un instante.

Pero, además de las variadas opciones que ofrece para las empresas, los consumidores demuestran un gran interés por esta tecnología. Tanto es así, que un estudio realizado por The Advanced Imaging Society reveló que  el 69% de los adultos están muy entusiasmados en experimentar la sensación que ofrece la realidad virtual. Como era previsible, los jóvenes mostraron un mayor interés ante esta nueva forma de entretenimiento.

 

¿Cómo aplican las marcas esta tecnología en su estrategia de experiencia de cliente?

El sector turismo es uno de los que tiene más posibilidades de explotar la nueva tecnología porque permite presentar los servicios de una manera impactante. De hecho, en el último Forum TurisTIC la realidad virtual fue una de las grandes tendencias. En este evento, Eric Philipart, responsable de la división de Turismo de la Comisión Europea afirmó “Cada vez encontramos más ejemplos de aplicaciones vinculadas al turismo cultural, porque la historia se puede introducir desde diferentes ángulos”. También señaló que Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China se están moviendo muy rápido hacia este modelo de storytelling digital en tres dimensiones, y que Europa no se puede quedar atrás.

El sector turismo es uno de los que tiene más posibilidades de explotar la nueva tecnología porque permite presentar los servicios de una manera impactante.

Uno de los ejemplos más significativos de este sector es la nueva Altamira VR Experience que permite realizar un recorrido por uno de los patrimonios humanos más importantes de España: las cuevas de Altamira. Con ella los usuarios podrán viajar en el tiempo 35.000 años atrás y disfrutar de esta increíble experiencia con una gran calidad y precisión. Otro proyecto es el como el espacio interactivo virtual ‘Gaudí Exhibition’, una nueva experiencia museística que permite a los visitantes tener sensaciones emocionantes y conocer en profundidad el universo de Gaudí a través de una experiencia tan innovadora. La directora de este proyecto puntualizaba “Queríamos ser un referente museográfico en este tipo de temas y Samsung nos animó.  El visitante necesita la ayuda de un especialista del museo para vivir la experiencia, ya que todavía no tiene muy claro qué se puede experimentar a través de las gafas”.

Para la industria de la moda, cada avance tecnológico significa una forma para atraer a los consumidores, de acercarse a ellos de una manera nunca vista anteriormente. Uno de los primeros usos fue en los desfiles de moda. Con la RV se eliminan las barreras en la que solo un grupo selecto puede disfrutar de este tipo de eventos. Mercedes-Benz Fashion Week, siempre ha estado a la cabeza en el uso de la tecnología. Hace 5 años comenzaron a retransmitir en directo sus desfiles, y su última innovación ha sido un VR Lookbook que permite a los usuarios ver las prendas desde cualquier ángulo, lo que les ofrece una mayor información sobre lo que van a comprar. Según Alexander Shumski, fundador y presidente de MBFW Rusia, esto ofrece una experiencia mucho más divertida que navegar por sitios web.

North Face llevó a cabo uno de los retos más llamativos para la presentación de unos de sus nuevos abrigos en una de sus tiendas. Los clientes tenían la oportunidad de vivir una experiencia inolvidable a través de las gafas RV en la que recorrían un paisaje nevado en un trineo conducido por perros.

Estos son algunos de los sectores que tienen mayores posibilidades de explotar la realidad virtual, sin embargo, las opciones para el resto de sectores son también muy amplias. Algunas empresas de decoración la utilizan para diseñar el hogar de tus sueños como Point.P, otros lo utilizan para que los usuarios puedan comprarse un vehículo, y por último, otros han encontrado en la realidad virtual la herramienta perfecta para conquistar a los más pequeños.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.