La creencia generalizada de que los millenials son los verdaderos protagonistas de internet, las redes sociales y el comercio electrónico, empieza a tambalearse.

Según el estudio de Futures Company´s Global Monitor, el 60% de los consumidores mayores de 50 años de todo el mundo confirman haber comprado algún producto o servicio online, comparado con el 51% de edades comprendidas entre 16 y 34 años.

Teniendo en cuenta estos datos, los seniors son un target potente que las compañías deben tener en cuenta, ya que el número total de personas de mayor edad está creciendo y lo mismo ocurre con el porcentaje de seniors conectados.

 

Fieles y con dinero

Desde hace unos años, académicos y profesionales empiezan a hablar de un perfil diferente como usuario de internet: se trata del silver surfer, un hombre o mujer de entre 50 y 60 años, jubilado -o en vías de jubilarse- y con perfil económico medio-alto que busca productos de calidad y que, además es fiel a las marcas.

El 60% de los consumidores mayores de 50 años de todo el mundo confirman haber comprado algún producto o servicio online. Su gasto medio es mayor que el resto de los consumidores. 

Este cambio de perfil del usuario y consumidor de internet incide frontalmente en la estrategia de marketing de los ebusiness en la medida que se ve con buenos ojos a un nuevo público objetivo a quien no solo no le preocupa el dinero, sino que sabe perfectamente lo que quiere.

En España, los compradores mayores de 60 años tienen un gasto medio por pedido más alto que el resto de consumidores, concretamente un 25% más, según datos de Rakuten. Además, disponen de más tiempo que otros grupos de edad para dedicarse a sus actividades de ocio o intereses.

 

Digitalizados y omnicanalizados

Su presencia se está evidenciando tanto en la red que cuentan ya con una red social propia en la que, al registrarse, puede obtener descuentos especiales en sus compras y tarjetas de regalo, así como acceder a foros y chats, y emitir votos sobre los temas debatidos.

Además, la experiencia de usuario analizada por las grandes marcas concluye que nada tienen que envidiar a los millenials en lo que a habilidades digitales se refiere, ya que su omnicanalidad está presente en todas sus facetas.

Un estudio de Deloitte predice que en 2020 la brecha entre millenials y silver surfers en el uso de tabletas y smartphones será casi inexistente, del mismo modo que la actividad en internet de las personas entre 55 y 64 años pasó de un 52 % en 2006 a un 90 % el pasado año.

Por otro lado, IAB lanzó un estudio llamado Silver Surfers, Closing the Digital Divide en el que analizaba los hábitos de comportamiento del nuevo perfil de navegante que cierra definitivamente la brecha en las edades de los internautas.

Los puntos clave de dicha investigación son los siguientes: 1.743 millones de internautas mayores de 55 años suelen surfear la red. De ellos, el 2,35 % lo hacen con un ordenador de mesa o un portátil, mientras que el 5 % lo hacen a través de tabletas y el 3 % a través de móviles.

Además, el 3,8 % de los silver surfers europeos suele visitar nuevos sitios de internet cada vez que se conectan, y el 43 % manifiesta que no tienen dificultad en organizar sus vacaciones o efectuar sus compras por la red. Lo más significativo del estudio es que más de la mitad de los internautas mayores de 55 años ya disponen de smartphone.

 

Sus prioridades: arte y finanzas

Un claro ejemplo de que las tendencias están cambiando es el sector financiero. Éste sector se ha centrado en las características de los millennials como consumidores de productos financieros y asesoramiento, dejando en el olvido a la generación de los usuarios mayores. Sin embargo, son estos últimos los consumidores con más recursos para invertir, ya que tienen o han tenido (los ya jubilados) trabajos más estables y además poseen amplios conocimientos y experiencia en finanzas.

Los silver surfers son cada vez más independientes y buscan opciones de asesoramiento para sus inversiones a través de nuevas vías, incluida internet. Son clientes que ya no se conforman para sus inversiones con la primera opción que les ofrece el banco y, además, están ansiosos por conocer nuevas opciones. Cuando se les ofrece un verdadero asesoramiento, lo agradecen y se convierten en clientes fieles del asesor.

Otro sector donde este grupo invierte más que los millenials es El Mercado de Arte Online 2016, donde aproximadamente un 85% de los compradores por encima de los 60 años invierten más de 12.000 euros al año en la compra de arte online, en comparación con el 20% entre los millennials.

Este grupo además compra con más frecuencia. Aproximadamente un 70% espera realizar una nueva compra antes de un año, frente al 60% entre los millennials. Y, además, a la hora de comprar online se muestran tan activos como éstos.

 

Replantearse estrategias

El avance de los silver surfers es silencioso pero gratamente imparable para las multinacionales, que actualmente están haciendo un esfuerzo por desterrar antiguos tópicos y adaptarse a los nuevos. Así lo afirma un estudio publicado en la Universidad de New Castle que afirma que, actualmente, solo el 10 % de las estrategias de marketing tienen a este sector como público objetivo.

Solo un porcentaje muy bajo de empresas tiene en cuenta a este target en sus estrategias de marketing 

Además, las nuevas tendencias demográficas animan a que las grandes compañías tomen cartas en el asunto de este público tras conocer este jugoso dato empírico: en 2070 se estima que habrá 3 mayores de 60 años por cada joven menor de 14.

La población mundial tiende a envejecer, por lo que un nuevo marketing, fuertemente segmentado por intereses y gustos selectos, está gestándose en los despachos de los estrategas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.