En una sociedad digital condicionada por el Big Data, el consumo colaborativo, las redes sociales y la realidad virtual se han convertido en fenómenos cotidianos. Los tiempos han cambiado, y por consiguiente los hábitos de los consumidores, pero ¿sabemos cómo está afectando la revolución digital a las pymes?

Según el reciente estudio “Las pymes españolas en el ámbito online” elaborado por eBay en España, el futuro de las pymes depende totalmente de sus capacidades para afrontar la transformación digital.

 

La clave: innovar y adaptarse al mundo digital

La falta de preparación de las pymes de España para dar el salto al comercio electrónico es una de las principales conclusiones del estudio citado anteriormente. Más de la mitad de los responsables de estas compañías (51,8%), dice estar poco o nada preparado para vender online y sólo dos de cada diez ofrece sus productos a través de la red (19,5%).

El futuro de las pymes depende totalmente de sus capacidades para afrontar la transformación digital.

Además, un tercio de las pymes todavía no tiene ninguna presencia en Internet, pese a que el 57,3% de las empresas dispone de página web y el 38,6% está presente en redes sociales.

Para que las pymes puedan seguir siendo competitivas deben de seguir innovando y adaptándose al mundo digital. Pero más allá de la venta online, el estudio profundiza en la capacidad de estas pequeñas y medianas empresas ante la transformación digital de sus negocios. El 48% de las pymes cree que la transformación es fundamental para el futuro de su empresa. Sin embargo, sólo el 39,8% de estas compañías se siente preparada para dar este paso. Otro dato a destacar es que el 92% de los directivos confía en que la digitalización de sus empresas contribuirá a un avance y respectiva mejoría de sus negocios.

Según otro informe publicado por la Fundación Orange y centrado en la transformación digital del sector turístico, desde el punto de vista tecnológico, la transformación digital aborda cuatro núcleos principales: cloud (productos o servicios digitales distribuidos mediante la red), mobile (dispositivos móviles), el internet de las cosas (domótica o dispositivos inteligentes), y las redes sociales en alianza con la economía colaborativa.

 

De lo local a lo global

La Estrategia de Mercado Único Digital de la Comisión Europea, ha enumerado 16 pautas que persiguen asumir la citada transformación digital, las cuales brindan oportunidades tanto a particulares como a empresas dentro del mercado único. Dicho organismo comunitario asume que el comercio electrónico o e-commerce es una vía para que las pymes consoliden su presencia en el mercado, ampliando las bases de clientes y, por consiguiente aumentando su cuota de mercado, superando las existentes barreras transfronterizas.

El 48% de las pymes cree que la transformación es fundamental para el futuro de su empresa. Sin embargo, sólo el 39,8% de estas compañías se siente preparada para dar el paso.

Internet y los servicios digitales del e-commerce, permiten a las pequeñas empresas hacer crecer sus operaciones desde lo local a lo global, ampliando significativamente su base de clientes, permitiéndoles ganar cuota de mercado y mejorando su capacidad de adaptación a las nuevas formas de consumo.

Según una información publicada recientemente en el diario económico Expansión, se prevé que las ventas realizadas en España durante 2016 a través de internet alcancen un volumen de negocio de 24.700 millones de euros, una cifra muy significativa.

 

Las pymes españolas lideradas por mujeres apuestan por la venta online

En la actualidad, el e-commerce comienza a extenderse principalmente en pymes encabezadas por mujeres. Según el estudio de EBay, para las mujeres es cada vez más importante que sus negocios tengan visibilidad en redes sociales. Los datos obtenidos muestran que las pymes de estas empresarias tienen mayor presencia en redes sociales (40% frente al 38,6% de hombres) y de aquellas mujeres que venden a través de Internet, un 21,4% las elige como canal de e-commerce, frente al 15,3% de los hombres.

Respecto a otros canales de venta, el 79,1% dispone de una tienda online y el 11,1% tiene una tienda en una plataforma de comercio electrónico como eBay.

Para las mujeres es cada vez más importante que sus negocios tengan visibilidad en redes sociales. Los datos muestran que las pymes de estas empresarias tienen mayor presencia en redes sociales.

Recientemente eBay lanzó un concurso de ideas “E-mprende con eBay” sobre comercio electrónico dirigido a mujeres emprendedoras. Además, otras compañías como Amazon, han difundido un programa cuyo principal objetivo radica en ayudar a las pymes a exportar a Europa.

Son ya muchas las pequeñas y medianas empresas que forman parte del tren de la digitalización, como eDreams, una de las pioneras en el comercio electrónico en España, que cuenta ya con más de cinco millones de clientes. Su fundador Javier Pérez-Tenessa, identificó que la revolución de internet superaría con creces a la revolución que previamente había provocado el teléfono.

Otra compañía que vale la pena destacar es Mr. Wonderful, la cual mediante su estrategia de marketing, ha conseguido desarrollarse desde un pequeño proyecto empresarial hasta una fórmula de consolidado éxito, gestionando pedidos diarios que alcanzan los 500, superando ya los canales tradicionales de venta.

La digitalización no es el futuro para las Pymes, la trasformación digital es “YA”, es “AHORA” y deben de afrontarla como algo urgente para seguir adelante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.