La gamificación es un anglicismo que proviene de gamification y que en castellano sonaría a ‘ludificación’ o ‘jueguificación’.

En realidad se trata del empleo de técnicas de juego en un entorno no lúdico. Estas mecánicas otorgan recompensas al usuario, reduciendo los tiempos de adopción de productos. Una poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas.

Las empresas apuestan por la gamificación

En los últimos años el modo en que las empresas se relacionan con sus clientes ha cambiado. La gamificación ha dejado la fase embrionaria para convertirse en realidad e implementarse con éxito en muchas áreas de nuestro día a día.

Un dato que llama la atención es que en el mercado colombiano se estima que para 2020 el 85% de las tareas diarias serán basadas en elementos de juego.

En el mercado colombiano se estima que para 2020 el 85% de las tareas diarias serán basadas en elementos de juego.

En España, solo en el sector del videojuego, ha supuesto un incremento de ventas del 8,7% respecto al 2015, según AEVI (Asociación Española de Videojuegos) y Hosteltur. Por eso son cada vez más el número de compañías que viendo los óptimos resultados, ponen en marcha campañas centradas en la gamificación.

Según el estudio de Gartner, más del 70% de las empresas del ranking mundial de Forbes usarán en 2025 la gamificación. El exponencial aumento de estrategias de gamificación en las empresas se ha producido como consecuencia de su éxito en la motivación e incentivo de las fuerzas de venta de las empresas.

Sephora, empresa de cosméticos es un claro ejemplo. Esta compañía ha integrado un programa de acumulación de puntos que consiste en que el rango de nuestra tarjeta mejora según aumenten las compras, ofreciendo mayores ventajas y animando para continuar comprando.

En el ámbito del deporte Nike, a través de la herramienta APP Nike+, es capaz de almacenar la actividad física de sus usuarios, dando puntos por cada paso que se da, proponiendo retos y comparando las marcas personales la de otros usuarios. La compañía ha conseguido gracias a esta aplicación crear un sentimiento de pertenencia a la marca.

Otro ejemplo es BBVA, el cual ha desarrollado una estrategia para promover la banca online. Se trata de lanzar retos en su plataforma web motivando a los usuarios para interaccionar con la misma.

 Gamificación en e-learning :

Cuando la gamificación se traslada al ámbito educativo-profesional está comprobado que se consiguen mejores resultados. Aprender jugando siempre es más divertido.

Cuando la gamificación se traslada al ámbito educativo-profesional está comprobado que se consiguen mejores resultados. Aprender jugando siempre es más divertido.

Este tipo de estrategia de aprendizaje gana terreno en las metodologías de formación debido a su carácter lúdico, que facilita la interiorización de conocimientos de una forma más amena, generando una experiencia positiva en el usuario.

Por eso la estrategia de la gamificación en el e-learning también ha dejado de ser tendencia para pasar a ser una realidad, mejorando los resultados de las acciones formativas mediante mecánicas ágiles tipo quiz donde el usuario a través de preguntas y retos obtiene puntos y logros, consiguiéndose así que el alumno siempre tenga un aliciente extra para aprender.

Amazon lanzó una app destinada a mejorar los hábitos de lectura de los más pequeños. El Kindle Freetime consiste en que cuando el niño completa un reto recibe una insignia, lo que lo mantiene motivado para continuar con el aprendizaje.

En los contact center, la gamificación abarca un amplio terreno en las operaciones. Se viene utilizando además de herramienta de fidelización de clientes finales, como aliciente cotidiano especialmente en operaciones de ventas, porque aumenta la participación y productividad de los integrantes de los equipos de trabajo, además de haberse convertido en una aliada en la formación de refuerzo. La gamificación ha supuesto un paso más dentro del management en entornos digitales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.