El universo que mostraban películas como ‘Minority Report’ ha dejado de ser ciencia ficción. La realidad aumentada, los asistentes inteligentes, la sensorización y tratamiento de datos, entre otros, son los nuevos protagonistas de las empresas 4.0.

Tendencias como la digitalización de los sentidos o el Blockchain, marcarán el futuro de la economía digital. Hoy en día todavía resultan desconocidas en el entorno digital, pero apuntan a que muy pronto marcarán el futuro, afectando a distintos sectores e industrias.

El Biohacking, la ciencia se acerca a las personas

El Biohacking consiste en gestionar la biología mediante un conjunto de técnicas médicas, electrónicas y nutricionales que tienen como objetivo ampliar y mejorar las capacidades de las personas tanto a nivel físico como mental.

Según un reciente informe presentado de tendencias de Ericsson Consumer Lab, a la mayoría de las personas les gustaría aumentar sus percepciones sensoriales y las capacidades cognitivas con la tecnología.

Un ejemplo de biohacking es Circadia, un dispositivo implantable que puede leer datos biomédicos y transmitirlos a Internet a través de bluetooth. El dispositivo, desarrollado por Grindhouse Wetware, es además un proyecto de código abierto, por lo que cualquier usuario puede descargárselo, modificarlo o utilizarlo para sí mismo. El implante, no solo acumula datos médicos, también puede mostrar (mediante LEDs a través de la piel) mensajes, advertencias o textos desde un smartphone con Android al implante.

Blockchain: Una tecnología que puede cambiarlo todo

Una cadena de bloques es una especie de libro con acontecimientos digitales compartido entre diferentes partes. El Blockchain consigue mejorar la experiencia del cliente para intercambiar activos como dólares, euros o libras.

El Blockchain consigue mejorar la experiencia del cliente para intercambiar activos como dólares, euros o libras.

En resumen, el Blockchain es el registro de propiedad descentralizada basado en transacciones automatizadas y transparentes. En la actualidad empresas como el Banco Santander o el Deutsche Bank ya utilizan este tipo de tecnología.

En esencia lo que busca el Blockchain es un registro distribuido resistente a la sincronización y sin necesidad de confianza entre los miembros que la conforman. Algo que llevaba décadas intentándose resolver y en Bitcoin lo ha conseguido su creador.

 Un ejemplo de Blockchain es el de TransActive es una comunidad peer to peer que controla y distribuye la energía. En definitiva la idea consiste en vender a tu vecino el exceso de energía eléctrica sobrante que producen los paneles fotovoltaicos contratados.

La digitalización de los sentidos

Una de las ideas que cada vez cobra más fuerza para los próximos años es la creación de máquinas y robots capaces de detectar las emociones de los clientes.

El auge del Internet of Things, y en particular los avances que estamos viviendo en la investigación de las emociones y las sensaciones humanas para ayudar a la Inteligencia artificial, está creando un escenario sin precedentes. Una de las ideas que cada vez cobra más fuerza para los próximos años es la creación de máquinas y robots capaces de detectar las emociones de los clientes.

Un ejemplo es HB Ring, una innovación tecnológica en forma de anillo, a través de los cuales es posible sentir y ver en forma de vibración y destellos de luz, las pulsaciones de la otra persona y los latidos cardiacos en cualquier momento del día y sin que le lleguen notificaciones molestas.

Tecnología Xaas ofrece sercicios `on demand´

XaaS, o también conocido como “Everything as a Service”, es otra de las tendencias de la economía digital a través de la cual empresas, plataformas y aplicaciones integran funcionalidades. El proveedor de XaaS, se encarga de ofrecer paquetes completos (servicios ‘on demand’) en función de las necesidades del usuario final.

El avance de la computación en la nube ha promovido la transformación en los últimos tiempos de los productos en servicios con el propósito de reducir costes, mejorar los procesos y adaptar la oferta a la demanda.

Son muchas las áreas en las que se están desarrollando soluciones tipo XaaS. Por ejemplo WaaS o puestos de trabajo como servicio, facilita una nueva forma de trabajar en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, con propuestas como Living Cloud que impulsa la productividad mediante un escritorio virtual en la nube. Según datos del estudio de Transparency Market Research, se prevé un crecimiento para WaaS de 11,37 millones de dólares entre 2015-2022.

Para muchas compañías ha supuesto que ya no sea necesario comprar un software complejo e instalarlo en un ordenador, sino que sean ellas mismas las que contraten el servicio y dispongan de las mismas funciones mediante una simple conexión a internet.

La inclusión como fortaleza

El objetivo de la inclusión como fortaleza reside en trasformar las empresas con el fin de mejorarlas, las personas no podemos quedarnos atrás en una economía globalizada en el que las tecnologías están interconectadas.

El objetivo de la inclusión como fortaleza reside en trasformar las empresas con el fin de mejorarlas.

Si tenemos una empresa y tenemos clientes, con las nuevas tendencias de la economía digital podemos fidelizarlos, gestionar las necesidades de los mismos y optimizar al máximo los procesos comerciales de nuestra empresa.

Un ejemplo es el programa CodigoX presentado recientemente en México para la inclusión de las niñas y mujeres en las TICs. Este programa pretende difundir las oportunidades y espacios que hay en el campo de las TICs para mujeres de todas las edades.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.