Es común que cada vez más empresas recurran al outsourcing para lograr la máxima optimización en sus servicios y mejorar de este modo sus modelos de negocio. Son numerosas ventajas las que aporta la externalización. Esto ha llevado a que muchas empresas prefieran que ciertas actividades sean realizadas por terceros, como ya pudimos ver en la entrada “Razones para externalizar procesos de negocio”.

Estas funciones suelen estar caracterizadas por no formar parte de la estrategia empresarial, pero eso no quiere decir que sean menos importantes, de hecho son imprescindibles para que las empresas puedan centrarse en su actividad principal.

Estas funciones son imprescindibles para que las empresas puedan centrarse en su actividad principal

Según datos del informe de AEC (Asociación Española para la Calidad), el outsourcing supone el 44.7% de los ingresos dentro del sector de la consultoría, siendo éste el que más ingresos aporta seguido del área de Desarrollo e Integración, con un 38.6%, y Consultoría, ocuparía el tercer lugar con un 16.7%.

Por otro lado, las tres actividades que más ingresos suponen según el informe son los Servicios de Gestión de Aplicaciones con un 51.7%, el Outsourcing de Tecnologías de la Información, con un 28.5%, y por último, el Outsourcing de Procesos de Negocios con casi un 20%. Por eso nos centraremos en estas tres actividades.

La decisión de contratar a terceros para que lleven a cabo una parte de la actividad de la compañía tiene que ser valorada en profundidad por la compañía, puesto que de ello dependerá la rentabilidad futura de la empresa. Por eso, antes de tomar una decisión, se analiza a fondo a aquellos partners en los que depositar su confianza a la hora de externalizar alguno de los servicios.

La gestión de aplicaciones hace referencia a muchas funciones de las cuales, las principales son; la externalización de la gestión de bases de datos y la tecnología Cloud.

En la actualidad estamos viviendo una auténtica revolución gracias a tendencias como el Big Data, la masiva acumulación de datos que poseen las empresas las está obligando a contratar a agentes especializados capaces de gestionarlos y convertirlos en información útil para que la empresa encamine correctamente la estrategia hacia sus clientes.

Según la empresa Baoss Analytics Everywhere, un 27% de las empresas están aprovechando el Big Data y sus analíticas para tomar decisiones de negocio. Además la inversión en herramientas de análisis de datos ha crecido un 65% en 2015 con respecto al año anterior.

Offshore y Nearshore

Aquellas empresas que eligen externalizar los servicios de TI, suelen hacerlo en otros países. Esto es conocido como Outsourcing Offshore.

Normalmente los servicios de soporte y software de países extranjeros tienen un menor coste pero tienen como desventaja la dificultad a la hora de comunicarse ocasionada generalmente por la lejanía o la diferencia horaria.

Otra modalidad de externalización de los servicios de TI es el Nearshore Outsourcing que es cuando se subcontrata a otros países cercanos que tienen semejanzas de idioma, de cultura y de huso horario. Este tipo de servicio, facilita la comunicación y las  actuaciones con la empresa externalizadora.

Según el Estudio sobre Outsourcing de las TIC en España elaborado por Quint, casi el 80% de las empresas tienen pensado aumentar sus planes de outsourcing, siendo el principal motivo el ahorro de costes y la mejora de la calidad.

Valor añadido para la empresa y el cliente

La externalización de procesos de negocios o BPO tiene como objetivo realizar estos procesos con un notable valor agregado para las compañías que los contratan. Las principales áreas en las que las empresas contratan BPO son los Recursos Humanos y Atención al Cliente.

Según el último informe realizado por Adecco, un 52% de las empresas externalizan sus servicios de atención al cliente. En los últimos años este servicio ha experimentado una verdadera revolución. Desde los tradicionales call center centrados en la comunicación telefónica con los clientes hasta la situación actual en la que los contact center, mediante una estrategia omnichannel, se encargan de crear una experiencia de cliente personalizada para la empresa y para el cliente.

El outsourcing se encuentra en un momento de crecimiento debido a las ventajas que ofrece a empresas y a sus clientes

Cuando una empresa decide dejar en manos de terceros la función de Recursos Humanos suele ser para que se centren en las actividades burocráticas y administrativas de este departamento, es decir, en la gestión de las nóminas y administración del personal.

Según los datos obtenidos de la Fundación Factor Humano una de cada cinco empresas Europeas externaliza esta función. Además el 29% de las compañías asegura haber externalizado la contratación, formación y pago de nóminas.

En definitiva, el outsourcing se encuentra en un momento de crecimiento debido a las ventajas que ofrece a empresas y a sus clientes.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.