Hoy en día las empresas están concienciadas de la importancia de contar con herramientas CRM (Customer Relationship Managment). El objetivo de estas herramientas es establecer una relación más íntima con el cliente, para conocerlo mejor y poder adaptarse a sus necesidades. Si los clientes ven que una compañía les conoce y les ofrece lo que están buscando, seguramente la preferirán antes que a sus competidores.

Si los clientes ven que una compañía les conoce y les ofrece lo que están buscando, seguramente la preferirán antes que a sus competidores.

Cada vez es más importante cuidar esta relación empresa-cliente y por eso cada vez más empresas cuentan con una estrategia CRM. Esta conclusión se puede desprender del informe  presentado por SoftDoit, en el que se analiza el uso del CRM en España, y donde se encuentran datos de interés, como por ejemplo que más de la mitad de las empresas españolas usa CRM, o que un 29% de las compañías tiene planificado adquirirlo en un plazo inferior a 6 meses.

No obstante, existen en la actualidad muchas empresas que aún no aprovechan al máximo los beneficios de esta herramienta. Esto se debe a que a veces se piensa que el éxito de un CRM se consigue tan solo con disponer de un software adecuado.

¿Por qué las compañías deben diseñar una estrategia de CRM?

En los últimos años, la comunicación de las marcas con los clientes ha ido cambiando de forma radical, hasta convertirse el propio cliente en el centro del mensaje.

Diseñar una estrategia de CRM es la mejor opción para mejorar el conocimiento del mercado y de los clientes

Por eso mismo diseñar una estrategia de CRM es la mejor opción para mejorar el conocimiento del mercado y de los clientes. Esto ayudará a la fidelización de los mismos, además permite segmentar el mercado basándonos en criterios objetivos y mejorar así el proceso de customer experience managment.

En la actualidad, las redes sociales se han convertido en un complemento útil que puede contribuir a mejorar la satisfacción de los clientes.

En la actualidad, las redes sociales se han convertido en un complemento útil que puede contribuir a mejorar la satisfacción de los clientes, y agilizar la resolución de incidencias expuestas por los mismos. En definitiva, se debe definir toda una estrategia encaminada a mejorar el conocimiento de los clientes y para ello es fundamental contar con un software CRM.

Tipos de CRM

Para conseguir aprovechar realmente todas estas bondades de las estrategias de CRM, es conveniente integrar los 3 tipos de CRM existentes, lo que permitirá abarcar todas las necesidades de una empresa desde el punto de vista de la relación con los clientes. Estos tipos son los siguientes:

– El CRM operativo es el que da soporte a los procesos “front office” de la empresa, en los que se mantienen distintos contactos con el cliente. En definitiva, es el CRM que se responsabiliza de la gestión comercial y de marketing de la compañía.

– El CRM analítico es el que permite analizar la información disponible de los clientes para mejorar la toma de decisiones.

– Por último, el CRM colaborativo es el que permite interaccionar con el cliente, a través de diferentes canales de comunicación, como por ejemplo las redes sociales.

La incorporación de toda esta información al CRM permite fomentar la creación de unos vínculos personales que pueden ser la clave para que cualquier empresa se posicione en la mente de los consumidores.

Por todo ello, es el momento de que empieces a diseñar la estrategia de CRM de tu compañía, fundamental para potenciar al máximo tu fuerza de ventas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.