Cuatro estaciones tiene el año y cuatro veces son las que las empresas deberían definir su estrategia de Social Media, pero ¿por qué? Al igual que todos cambiamos nuestros hábitos en cada época, los usuarios de internet y las redes sociales también cambian la manera de consumirlas. Un error común que cometen las empresas es el de reducir su actividad durante los meses de verano, ya que consideran que no es relevante mantener la misma frecuencia de publicaciones.

El estudio anual de Redes Sociales realizado por IAB, demuestra que es el verano cuando mayor actividad se concentra en las redes.

Sin embargo, el estudio anual de Redes Sociales realizado por IAB, demuestra que es justo en esta época cuando mayor actividad se concentra en las redes. Asimismo revela que hasta siete de cada diez españoles nos llevamos el Smartphone a la playa o a la piscina y los usos principales que le damos en esta época estival son para conectarnos con familiares y amigos (77%), para buscar información (59%), y para comprar o acceder al SAC de las marcas que siguen (14%).

En este sentido, en verano también hay un flujo de actividad importante para los contact center derivado de las redes sociales de las marcas, tanto para el apoyo a la compra como para la atención al cliente.

Estrategias orientadas a las redes sociales

En España hay más de 15,4 millones de usuarios utilizando activamente las redes sociales, siendo Facebook, Instagram y Twitter las más utilizadas. Durante el verano las personas suelen hacer uso de las redes sociales para compartir con sus amigos y seguidores dónde están o qué es lo que están haciendo en ese momento.

Los temas más mencionados por los usuarios durante la temporada estival son los familiares y amigos

Estas personas también utilizan Internet para buscar información sobre dónde comer o qué realizar en su destino vacacional. Por este motivo, las empresas deben adaptar su estrategia de Social Media al uso estacional que hace su público de las redes sociales, modificar los horarios de las publicaciones a los rangos horarios de mayor actividad, adaptar los contenidos con aquello de lo que más están hablando los usuarios y gestionar la influencia.

Según datos publicados por Facebook, los temas más mencionados por los usuarios durante la temporada estival son los familiares y amigos (32%), restaurantes y comida (13%) actividades en espacios abiertos (13%), viajes (11%), la meteorología (9%) y el vestuario (9%).

Promociones y Concursos

Otra forma efectiva de llegar a los consumidores en verano es a través de promociones y concursos. Esta estrategia es la más seguida por las empresas durante esta época para captar nuevos clientes y lanzar nuevos productos relacionados con las vacaciones.

Una buena forma de hacer promoción es ofrecer regalos que sean apetecibles para el periodo vacacional. Algunos buenos ejemplos podrían ser: visitas a parques acuáticos, parques de atracciones, cenas al aire libre, noches de hotel o entradas para festivales.

Las promociones son el mejor recurso que existe para conseguir fidelizar a los seguidores y clientes de nuestra marca, ya que siempre están buscando aprovechar algún tipo de descuento.

Las promociones son el mejor recurso que existe para conseguir fidelizar a los seguidores y clientes de nuestra marca, ya que siempre están buscando aprovechar algún tipo de descuento.

Los concursos también suponen una estrategia interesante, ya que entretienen a los seguidores y dinamizan la comunidad en las plataformas sociales. El verano, teniendo en cuenta que los usuarios suelen estar más activos, es el periodo perfecto para realizar cualquier concurso o sorteo.

En relación a las promociones y concursos, con independencia de la estación, cabe anotar que, especialmente en las operaciones de ecommerce, cobra mucha importancia la labor de back office de sus contact center para tramitar lo derivado de estas acciones de fidelización que también incentivan la compra.

Ejemplos de éxito

Muchas marcas conocen perfectamente la palanca que son las redes sociales para su negocio y tienen estrategias que despliegan con éxito de acuerdo a distintos objetivos. Prueba de ello es la campaña de Cruzcampo que se puso en marcha en verano de 2015 con el hashtag #ExpertosContraElCalor. A través de un anuncio sencillo y bien realizado, animaban a los consumidores a buscar sombra y tomarse una cerveza. Con esta excusa, lanzaron un concurso en el que sorteaban sombrillas y packs de cerveza. Dado que la participación era muy sencilla -bastaba con utilizar el hashtag y etiquetar a algún amigo en Facebook o mencionarlo en Twitter- consiguieron una gran repercusión a muy bajo coste.

La mayoría de las marcas conocen perfectamente la palanca que son las redes sociales para su negocio y tienen estrategias que despliegan con éxito de acuerdo a distintos objetivos.

Otro buen ejemplo es el de Ikea, que organizó un concurso en el que sorteaba cuatro rediseños de balcón o terraza. El punto de partida de la campaña fue un ‘teaser’ en televisión y redes sociales en el que se quería concienciar a la población acerca del abandono que sufren muchas terrazas y se invitaba a los espectadores a informar de la mala situación de algunas de ellas en amigosdelasterrazas.org. Gracias a esta campaña Ikea consiguió aumentar sus ventas de muebles de exteriores un 22%.

Los meses de verano se convierten así en el mejor momento para las marcas. Los concursos y promociones en Redes Sociales, de contenidos adaptados con mecánicas sencillas, son la herramienta clave para conseguir mayor notoriedad o el incremento en ventas de sus productos y servicios, pero también para poner a prueba ya no sólo la creatividad y efectividad de esas campañas, sino calidad de servicio gestionado a través de las redes.  Los contact center lo tenemos claro: el reto es adaptar los procedimientos de redes sociales a la transaccionalidad y la gestión de la influencia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.