El último informe Automoción 2020-40, elaborado por el grupo de interés Anfac, que tiene como misión fomentar el adecuado desarrollo del Sector de la Automoción contribuyendo a los intereses generales del país, habla de cómo desde hace unos años la industria de la automoción ya no solo tiene que dar respuesta a las necesidades de transporte sino también a las nuevas demandas del consumidor:

Ahorrar tiempo: actualmente la duración media del trayecto en transporte público en España es de 44 minutos.

Ahorrar costes: en España, los atascos suponen para las empresas un coste de más de 840 millones de euros al año.

Alcanzar su destino: el rango de autonomía del coche eléctrico es suficiente para cubrir el 95 % de los desplazamientos en España en áreas urbanas e interurbanas.

De esta forma, las Tendencias de movilidad podemos dividirlas en 4 grandes grupos:

Nuevos medios: Energías alternativas

Resultado principalmente de los objetivos de descarbonización y de las regulaciones de calidad del aire en las ciudades, el panorama vehicular se encuentra en medio de una transición hacia una mayor eficiencia del combustible y un aumento del peso de los vehículos de energías alternativas en el mix productivo y en las ventas:

– En el parque de turismos, la regulación favorece al vehículo eléctrico con posibilidad de que los vehículos de bajas emisiones, el híbrido y el gas, participen con un papel relevante en esta transición.

– Los vehículos comerciales se apoyaran diversos niveles de hibridación y electrificación para acomodarse a las exigencias de las ciudades en la ultima milla

Nuevos modos: Vehículo conectado

Los nuevos avances tecnológicos están extendiendo el uso y las aplicaciones de internet a todas las cosas (‘Internet of Things’) y ésto, incluye a los vehículos.

– La mayor interconectividad del vehículo con su entorno, facilita y favorece que sectores colaterales ajenos hasta el momento a la industria, puedan incorporarse a la cadena de valor.

– La generación de datos procedentes del uso del vehículo sobre su entorno y en tiempo real, abre la posibilidad de que éstos se puedan emplear en mejorar la experiencia del consumidor o en su comercialización.

Nuevos usos: Movilidad como servicio

Hoy por hoy la tecnología permite rentabilziar el vehículo generando servicios de valor añadido que no necesariamente están ligados a la propiedad por parte del usuario, y que se están extendiendo rápidamente:

– Nuevas formas de uso: multiplican las opciones de movilidad, de manera que el usuario puede decidir en cada desplazamiento cuál le conviene más: carsharing; pago por uso, servicios de flota, etc.

– Nuevas formas de venta: que permite extender el concepto de propiedad: compra de kilómetros, compra compartida, etc.

– Nuevas formas de control de flotas en la distribución y electrificación para acomodarse a las exigencias de las ciudades en la última milla.

Nuevos usos: Vehículos autónomos

El desarrollo tecnológico en software y en sensores, están perfeccionando la autonomía de los vehículos.

– El vehículo autónomo se encuentra en desarrollo y ya existen prototipos en los niveles más altos de autonomía.

– Aunque se está trabajando sobre prototipos de vehículos autónomos que no necesitan estar constantemente conectados, se requerirá en todo caso una adecuada conexión que dependerá de la futura red de telecomunicaciones.

– La regulación jugará un papel importante en cuestiones de seguridad y resolución de dilemas morales.

 

 

Sobre El Autor

blog.unisono

En Intelcia, hemos soñado con una empresa donde sea bueno vivir y trabajar. 18 países | 72 sites | 35,000 colaboradores. We dream, we care, we do.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.